El Tribunal Supremo declara la abusividad de una cláusula suelo/techo de BBVA

El Tribunal Supremo declara la abusividad de una cláusula suelo/techo de BBVA

La Sala ha declarado la abusividad de una cláusula Suelo/Techo de BBVA condenando a la entidad a la devolución de las cantidades cobradas de más retroactivamente, conforme a la Sentencia del TJUE de 21 de diciembre de 2016

La Sentencia nº314/2017 de 18 de mayo de la Sala primera del Tribunal Supremo, se ha pronunciado sobre la abusividad de una cláusula Suelo/Techo del BBVA. De esta manera, se estima el recurso de casación interpuesto por un consumidor, desestimando el recurso de apelación formulado por la entidad. En cuanto a la devolución de las cantidades cobradas en exceso y a su devolución con carácter retroactivo, apunta la Sala: “La limitación en el tiempo de los efectos jurídicos derivados de la declaración de nulidad de las cláusulas suelo, que el Tribunal Supremo acordó en la sentencia de 9 de mayo de 2013, se opone al art. 6.1 de la Directiva 93/13/CEE y equivale a privar con carácter general, a todo consumidor que haya celebrado antes de aquella fecha un contrato de préstamo hipotecario que contenga una cláusula de ese tipo, del derecho a obtener la restitución íntegra de las cantidades que haya abonado indebidamente a la entidad bancaria en virtud de la cláusula suelo durante el período anterior al 9 de mayo de 2013.”

En primer lugar, debemos apuntar que el Tribunal Supremo analiza una escritura de préstamo hipotecario de 4 de agosto de 2006 por importe de 288.000 euros, con un plazo de amortización de 40 años, a un tipo de interés variable de Euribor más 0,75%. La cláusula objeto de análisis figura en la estipulación 3 Bis. 3 denominada Límites a la variación del tipo de interés, cuya literalidad es la siguiente: “En todo caso, aunque el valor del índice de referencia que resulte de aplicación sea inferior al 2,25%, este valor, adicionado con los puntos porcentuales expresados anteriormente para cada supuesto, determinará el “tipo de interés vigente” en el periodo de interés. Todo ello, sin perjuicio de la aplicación en su caso de la bonificación prevista en el apartado siguiente. El tipo aplicable al devengo de los intereses ordinarios no podrá ser, en ningún caso, superior al 15% nominal anual.”

Por otra parte, la Sentencia declara la inexistencia de carencia sobrevenida de objeto y de cosa juzgada. En cuanto a la primera de las cuestiones, señala el Tribunal Supremo: “No cabe hablar de carencia sobrevenida de objeto por la existencia de una jurisprudencia ulterior que aclara la controversia litigiosa. Al contrario, dicha jurisprudencia refuerza la existencia del interés casacional. Tampoco constituye carencia sobrevenida de objeto, en los términos del art. 22 LEC, la consignación de las cantidades reclamadas (sobre las que ni siquiera existe acuerdo respecto a su cuantía, según pone de manifiesto el escrito de la parte recurrente), pues no consta que la consignación se hiciera para pago, sino únicamente para evitar el embargo.”

Y, sobre la cosa juzgada se apunta lo siguiente: “En cuanto a la posible existencia de cosa juzgada respecto de la sentencia 241/2013, de 9 de mayo, a fin de evitar inútiles reiteraciones, nos remitimos para la desestimación de dicha alegación a lo resuelto en la sentencia 123/2017, de 24 de febrero, que se pronunció sobre esta misma cuestión, también a instancia del BBVA, en lo relativo a la interrelación entre las acciones colectivas e individuales y la jurisprudencia constitucional y comunitaria al respecto (STJUE de 14 de abril de 2016, asuntos acumulados C-381/14 y C-385/14; y STC 148/2016, de 19 de septiembre, cuya doctrina se reitera por las sentencias posteriores 206/2016, 207/2016 y 208/2016, todas de 12 de diciembre). 5.- Pero es que, además, tampoco podrían reconocerse efectos prejudiciales al pronunciamiento de la sentencia 241/2013, de 9 de mayo, que limitó los efectos restitutorios de la declaración de nulidad de determinadas cláusulas suelo predispuestas, entre otros bancos, por el BBVA, en el sentido de que los tribunales deban partir de lo acordado en tal pronunciamiento cuando resuelvan los procesos posteriores entablados contra BBVA en los que se solicite la declaración de nulidad de tal cláusula. Una vez que el TJUE ha declarado que tal pronunciamiento se opone al art. 6, apartado 1, de la Directiva 93/13/ CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, si los tribunales españoles otorgaran eficacia prejudicial a la sentencia 241/2013 cuando resuelvan litigios en los que se ejercite la acción individual de nulidad respecto de cláusulas como las que fueron objeto del anterior proceso en que se ejercitó la acción colectiva contra, entre otros, BBVA, vulnerarían el principio de efectividad del Derecho de la Unión Europea.”

Así las cosas, el Tribunal Supremo declara la abusividad de la cláusula Suelo/Techo de BBVA dando lugar a la devolución retroactiva de las cantidades cobradas en exceso, apuntando con respecto a la Sentencia de 9 de mayo de 2012: “ b) Dicha jurisprudencia nacional sólo permite garantizar una protección limitada a los consumidores que hayan celebrado un contrato de préstamo hipotecario que contenga una cláusula suelo con anterioridad a la fecha del pronunciamiento de la resolución judicial mediante la que se declaró dicho carácter abusivo; y tal protección resulta incompleta e insuficiente y no constituye un medio adecuado y eficaz para que cese el uso de dicha cláusula, en contra de lo que establece el artículo 7.1 de la Directiva 93/13/CEE.”

Por último, debemos señalar que la semana pasada venció el primer plazo concedido a las entidades financieras para responder a la reclamación de las cláusulas suelo[1]. Como consecuencia, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder judicial ha aprobado la especialización de un total de 54 juzgados de primera instancia para que se ocupen, de manera exclusiva pero no excluyente, de los pleitos relacionados con cláusulas hipotecarias. Los mismos, estarán operativos desde el próximo 1 de junio que se ocuparán de cuestiones como vencimientos anticipados, intereses de demora, gastos de formalización de hipotecas o hipotecas multidivisa firmados en cada provincia[2]. Por otra parte, el Consejo de Ministros ha aprobado el reglamento que articula la constitución de una comisión de seguimiento y control de la vía negociada a fin de vigilar y evaluar su funcionamiento mediante informes semestrales.

Sacristán&Rivas Abogados recomienda que, como consecuencia de las recientes Sentencias del Tribunal Supremo y las recientes noticias sobre la no contestación de algunas entidades financieras a la reclamación extrajudicial de las cláusulas suelo, revisen su situación en estas cuestiones, y acudan, cuanto antes, a expertos cualificados, para la relación de un estudio sobre el caso concreto, estando este Despacho a su disposición a tales efectos.

Sacristán&Rivas Abogados

Abogados Derecho Bancario y Productos Financieros Complejos

 

[1] http://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/05/26/midinero/1495796173_859996.html

[2] http://www.expansion.com/empresas/banca/2017/05/25/59272478468aeb7e308b4668.html