Operación policial contra un chiringuito financiero que comercializaba productos financieros sin autorización de la CNMV

Operación policial contra un chiringuito financiero que comercializaba productos financieros sin autorización de la CNMV

Más de 100 detenidos en Madrid en una operación contra un chiringuito financiero, que operaba con los nombres de Plataforma VLT y Centrum Platinum y prestaba servicios de inversión comercializando productos financieros de alto riesgo, sin autorización de la CNMV

La operación policial está relacionada con una empresa que operaba desde el madrileño barrio de Las Tablas y que cambiaba con frecuencia de nombre y de administradores para dificultar el rastreo de su operativa. Algunos de los detenidos del chiringuito habían trabajado previamente para Dracon Partners[1], otra firma que acabó siendo clausurada por la CNMV. En esa ocasión, el supervisor financiero decretó la retirada de la licencia en 2012, debido a las numerosas irregularidades detectadas en esta entidad. Su caída provocó pérdidas a unos 500 inversores por cerca de 12 millones de euros[2]. Tal y como ha informado Cinco Días, la mayoría de los detenidos, que trabajan en el call center del chiringuito financiero, carecía de conocimientos financieras. Éstos recibían cada día una carpeta con nombres de empresas sacados de las Páginas Amarillas, con el objetivo de obtener el email del gerente de la empresa. Una vez establecida la comunicación con el cliente, la relación comercial pasaba a otro departamento[3].

Así, las autoridades españolas, en los últimos años, han estado realizando varias investigaciones sobre empresas que utilizan bases de datos para dirigirse directamente a clientes con el objetivo de venderles productos financieros calificados como complejos y de alto riesgo, ofreciéndoles, a cambio, una alta rentabilidad[4]. Además, tanto los reguladores españoles como los reguladores extranjeros, han estado advirtiendo sobre un numero elevado de empresas que operaban sin autorización de la CNMV, tal y como podemos ver, en el siguiente gráfico.

Fuente: Cinco Días (https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/04/17/mercados/1523960887_728374.html)

Los productos comercializados por el chiringuito financiero eran, en su mayoría, opciones binarias, aunque también comercializaban CFD´s y operaciones con divisas. Así, en primer lugar, para aclarar conceptos debemos apuntar que los contratos por diferencias, popularmente conocidos como CFD´s son acuerdos en los que se intercambia la diferencia de valor de cierto activo entre el momento de la apertura y el cierre del contrato. Éstos permiten beneficiarse de las fluctuaciones de precio de los productos subyacentes sin necesidad de ser titular de los mismos. Son productos Over The Counter (OTC), esto es, cotizan en un mercado extrabursátil no organizado, donde se negocian los instrumentos financieros (acciones, bonos, materias primas, swaps o derivados de crédito) directamente entre dos partes. Esto conlleva un riesgo adicional de iliquidez, pues el inversor no puede deshacerse de las posiciones tomadas, con facilidad. Forex es un mercado mundial y descentralizado en el que se negocian divisas, esto es, operaciones en divisas y las opciones binarias, popularmente conocidas como “todo o nada” o “0 o 1” son instrumentos financieros que dependen de la cotización de un activo por un periodo determinado de tiempo, por ejemplo, la cotización euro/dólar[5].

Debemos señalar que el modus operandi de un chiringuito financiero o una empresa no autorizada, que ofrece productos financieros sin estar autorizado para ello, consiste en el ofrecimiento de elevados rendimientos, para atraer a los potenciales clientes, utilizando un marketing agresivo y bien trabajado, a través de sus páginas webs, redes sociales, comerciales, etc. Ofrecen inversiones en instrumentos financieros muy apalancados, negociados en plataformas opacas, por lo que es difícil el seguimiento para el cliente. Aunque, ellos venden la imagen de que con su asesoramiento es fácil obtener grandes rendimientos. En el momento en el que no pueden justificar las pérdidas, en muchos casos desaparecen o cambian de nombre. Así, en definitiva, confiar en un chiringuito financiero es una forma segura de perder el capital, puesto que no es posible recurrir a ninguno de los mecanismos de protección del inversor previstos en las disposiciones legales

La CNMV y la ESMA[6] han advertido en varias ocasiones sobre la inversión con un chiringuito financiero advirtiendo que las entidades no registradas pueden disponer de páginas web con apariencia sofisticada y ágil, señalando, además, que el anonimato de éstas juega a favor de quienes desean defraudar. Así­, a través de las redes sociales se puede llegar a captar a grupos de personas que compartan intereses, en definitiva, pueden llegar a más gente a coste cero. Por otra parte, se debe sospechar de las ofertas de inversión que no se hayan solicitado. Así­, la CNMV ha publicado un decálogo para tratar de evitar que se invierte con un chiringuito financieros.[7]

Sacristán&Rivas Abogados recomienda que, todos aquellos que hayan invertido, a través de una plataforma online o redes sociales, o está pensando en hacerlo, en productos tales como: operaciones con divisas, CFD´s, operaciones binarias y otros productos especulativos, acudan cuanto antes a expertos cualificados en la materia, teniendo en cuenta que, en este tipo de casos, actuar con rapidez es muy importante, con el objetivo de realizar un estudio previo sobre el caso concreto, y analizar las posibilidades y vías de defensa, si así interesa, estando este Despacho a su disposición a tales efectos.

Sacristán&Rivas Abogados

[1] http://www.sacristan-rivas.es/chiringuitos-financieros/

[2]https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/04/17/mercados/1523960887_728374.html

[3] https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/04/17/mercados/1523991233_291252.html

[4] www.expansion.com/mercados/2018/04/17/5ad5fcaee5fdeaff1b8b45b3.html

[5] www.sacristan-rivas.es/cfds-2/

[6] http://www.sacristan-rivas.es/cfds/

[7] www.sacristan-rivas.es/chiringuito-financiero-2/