Bonos convertibles del Banco Sabadell (CoCos)

Bonos convertibles del Banco Sabadell (CoCos)

Los CoCos no son productos de renta fija, son productos híbridos muy complejos que conllevan un riesgo elevado de pérdida del capital invertido, no son productos seguros y carentes de riesgo

En julio de 2015 vencieron las obligaciones subordinadas necesariamente y contingentemente convertibles en acciones del Banco de Sabadell, conocidas como CoCos, con una pérdida muy considerable para los inversores. Ésta se ha producido puesto que la conversión en acciones debía haberse hecho conforme a una valoración de las acciones que obligaba a que la cotización subiese respecto a la que había en el momento de la emisión, y como la cotización no subió sino que bajo con fuerza, se produce el siniestro. Lo cierto, es que la pérdida era totalmente previsible cuando se efectuó la emisión inicial porque la crisis financiera y económica ya había empezado. Concretamente, la emisión se realizó porque la entidad necesitaba incrementar sus recursos propios de primera categoría, pero no tenía acceso a los mercados de capitales mayoristas, esto es, los inversores institucionales. La emisión, que ahora ha vencido, en realidad tiene su antecedente en otra anterior del año 2009, que venció en julio de 2013. En este caso, como las pérdidas eran muy importantes se ofrecieron a los bonistas canjear los bonos originales por otros de una nueva emisión, que es la que ahora acaba de vencer. Caso exacto a los CoCos del Banco de Popular que vencieron en noviembre 2015. Los CoCos no son productos de renta fija, son productos híbridos muy complejos que conllevan un riesgo elevado de pérdida del capital invertido, no son productos seguros y carentes de riesgo. No se pueden considerar instrumentos semejantes a las acciones en ningún caso, puesto que las acciones son productos no complejos conforme a la normativa MiFID, mientras que estos bonos son productos de máxima complejidad[1]. Además, la CNMV[2], siguiendo el criterio de la ESMA, considera que estos productos deben ser clasificados como no adecuados para los clientes minoristas. La Autoridad Bancaria Britanica ha prohibido su comercialización entre particulares[3].

Pues bien, en relación a la comercialización masiva de las obligaciones convertibles del Banco de Sabadell fueron presentadas al mercado como un producto de alta rentabilidad, garantizando, además, un rendimiento del Euribor más el 5%, más capital principal. La condición era que la acción cotizara al vencimiento a 4,18 euros. La conversión, antes mencionada, ha supuesto una pérdida para los inversores de más del 60% del capital principal. Sabadell tuvo que informar a sus clientes de las probabilidades de que la cotización de la acción duplicara o triplicara su valor en un período de tiempo no superior a cuatro años. Objetivo muy ambicioso y difícil de lograr, puesto que la evolución desde de febrero de 2007, que cotizó a 6,23 euros aproximadamente, hasta el día de suscripción, no superaba los dos euros aproximadamente[4].

Sacristán&Rivas Abogados entiende que conviene que los inversores revisen las posiciones tomadas con especial atención a los bonos convertibles del Banco de Sabadell.

Sacristán&Rivas Abogados

Sacristán&Rivas Abogados. Especialistas en Derecho Bancario y Productos Financieros

[1] http://www.rankia.com/blog/consumerista/2878256-bonos-convertibles-banco-sabadell

[2] http://www.cnmv.es/DocPortal/DocFaseConsulta/CNMV/Principal.pdf

[3] http://www.expansion.com/mercados/2015/06/17/5581c48346163ff94e8b4597.html

[4] http://okdiario.com/economia/bonos-convertibles-del-sabadell-un-producto-mal-comercializado-que-generara-una-avalancha-de-demandas-78140