El CGPJ aprueba un nuevo plan sobre los procedimientos que versan sobre condiciones generales de la contratación

El CGPJ aprueba un nuevo plan sobre los procedimientos que versan sobre condiciones generales de la contratación

El Consejo General del Poder Judicial ha aprobado un nuevo plan sobre los procedimientos de cláusulas suelo, cláusulas de vencimiento anticipado, intereses moratorios, gastos de formalización de hipoteca, hipotecas multidivisa, etc., sobre condiciones generales de la contratación para el año 2018, incrementando el número de jueces dedicados a esta materia.

El pasado 28 de diciembre de 2017 la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial, en adelante CGPJ, aprobó el diseño de un nuevo plan de especialización de juzgados en materia de acciones individuales sobre condiciones generales incluidas en los contratos hipotecarios, entrando en vigor el 1 de enero de 2018, estando vigente por un período de seis meses. Éste, sustituye al que estaba funcionando de fecha 1 de junio de 2017, que consistió en la especialización de un total de 54 juzgados de Primera Instancia, con el objetivo de que conocieran de manera exclusiva y excluyente sobre cláusulas suelo, cláusulas de vencimiento anticipado, intereses moratorios, gastos de formalización de hipoteca o hipotecas multidivisa.

Pues bien, el CGPJ vuelve a diseñar un plan de actuación, como consecuencia, del volumen de demandas presentadas sobre estos asuntos en el territorio nacional, cifra que asciende, a fecha 17 de diciembre a un total de 156.862[1]. Así, el Consejo señala: “El nuevo plan permitirá, manteniendo la atribución de la competencia exclusiva a determinados juzgados, establecer, en su caso, también la excluyente en aquellas provincias en las que el impacto del reparto del resto de los asuntos entre los órganos judiciales del orden civil lo permita. De este modo, donde allí se determine tanto los refuerzos ya adscritos en el marco del plan de urgencia que ahora expira –que se mantienen en todos los casos- como el juez titular, el letrado de la Administración de Justicia y los funcionarios del Juzgado “nodriza” se dedicarán a la materia objeto de especialización, si bien estos últimos seguirán tramitando los asuntos ordinarios que ya han tenido entrada.”

Por consiguiente, establece el Comunicado: “Esto supone que el número de jueces que conocerán de este tipo de demandas se incrementará en casi medio centenar, ya que hasta ahora los titulares de los órganos especializados atendían el reparto ordinario, mientras los refuerzos que constituían los denominados “Juzgados bis” tramitaban las demandas sobre cláusulas suelo. También aumentará la cifra de letrados de la Administración de Justicia dedicados a esta materia. La Comisión Permanente ha establecido qué Juzgados tendrán competencia exclusiva y excluyente, mientras que en otros órganos serán las Salas de Gobierno de los respectivos Tribunales Superiores de Justicia las que determinen el grado de exención de reparto ordinario. Otra novedad consiste en que, en algunas provincias, la materia objeto de especialización pasará a ser asumida por juzgados de nueva creación desde la fecha de su entrada en funcionamiento. De este modo, desde ese día será un órgano judicial sin asuntos pendientes el que pase a conocer de las demandas de nuevo ingreso, mientras que las anteriores seguirán siendo tramitadas por el órgano especializado en el anterior plan. Por último, el número de juzgados especializados pasa de 54 a 55, al incorporarse uno más en Canarias, el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Fuerteventura.”

En relación con las hipotecas multidivisa debemos recordar que El Pleno del Tribunal Supremo adapta su doctrina, a la jurisprudencia del TJUE que consideró la nulidad parcial de una hipoteca multidivisa por falta de transparencia. La Sentencia nº 608/2017 de 15 de noviembre, establece: “(…) no existió esa información precontractual necesaria para que los prestatarios conocieran adecuadamente la naturaleza y riesgos vinculados a las cláusulas relativas a la divisa en que estaba denominado el préstamo, puesto que no se les entregó ninguna información por escrito con anterioridad a la suscripción del préstamo y la comercial de Barclays que les atendió carecía de la formación necesaria para poder explicar adecuadamente esos extremos del contrato. (…)era exigible a Barclays que hubiera informado a los demandantes sobre los riesgos que derivaban del juego de la moneda nominal del préstamo, el yen japonés, respecto de la moneda funcional, el euro, en que se realizaron efectivamente las prestaciones derivadas de su ejecución (esto es, la entrega efectiva del capital a los prestatarios, el pago efectivo por estos de las cuotas mensuales de amortización y la reclamación por el banco del capital pendiente de amortizar cuando se dio por vencido anticipadamente el préstamo, mediante un procedimiento de ejecución hipotecaria). (…) Barclays no explicó adecuadamente a los prestatarios que las fluctuaciones en la cotización de la divisa extranjera respecto del euro no solo podían provocar oscilaciones en el importe de las cuotas del préstamo, sino que el incremento de su importe podía llegar a ser tan considerable que pusiera en riesgo su capacidad de afrontar el pago en caso de una fuerte depreciación del euro respecto de la divisa.

En relación con las cláusulas suelo, el Tribunal Supremo en Sentencia nº 655/2017 de 1 de diciembre, ha señalado que es necesario suministrar a los consumidores una información precontractual clara y completa que le permita comprender la incidencia que puede tener la inclusión de la cláusula suelo en el contrato de préstamo hipotecario, en los siguientes términos: “La información precontractual es la que permite realmente comparar ofertas y adoptar la decisión de contratar. No se puede realizar una comparación fundada entre las distintas ofertas si al tiempo de realizar la comparación el consumidor no puede tener un conocimiento real de la trascendencia económica y jurídica de alguno de los contratos objeto de comparación porque no ha podido llegar a comprender lo que significa en él una concreta cláusula, que afecta a un elemento esencial del contrato, en relación con las demás, y las repercusiones que tal cláusula puede conllevar en el desarrollo del contrato. El diferencial respecto del índice de referencia, y el TAE que resulta de la adición de uno al otro, que es la información en principio determinante sobre el precio del producto con la que el consumidor realiza la comparación entre las distintas ofertas y decide contratar una en concreto, pierde buena parte de su trascendencia si existe un suelo por debajo del cual el interés no puede bajar. Por tanto, es preciso que en la información precontractual se informe sobre la existencia de ese suelo y su incidencia en el precio del contrato, con claridad y dándole el tratamiento principal que merece.

Sacristán&Rivas Abogados está especializado en el asesoramiento y la defensa de los derechos de los consumidores en los tribunales, recomendando revisar las escrituras de préstamo hipotecario, con el objetivo de acudir a expertos cualificados a la materia, para la realización de un análisis individualizado del caso concreto, estando este Despacho a su disposición a tales efectos.

Sacristán&Rivas Abogados

[1] http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Poder-Judicial/En-Portada/El-CGPJ-aprueba-el-diseno-de-un-nuevo-plan-sobre-clausulas-suelo-para-2018