El Tribunal Supremo confirma la condena al ex responsable de Finanzas Forex por una estafa piramidal

El Tribunal Supremo confirma la condena al ex responsable de Finanzas Forex por una estafa piramidal

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena, al ex responsable de Finanzas Forex, de 13 años y 3 meses por una estafa piramidal de 390 millones de dólares y 180.000 perjudicados

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 13 años y 3 meses a Germán C.S., ex responsable de Finanzas Forex, por la comisión de delitos de asociación ilícita, delito de estafa agravado en concurso ideal con un delito continuado de falsificación en documento mercantil, y un delito de blanqueo de capitales por estafa piramidal, a través de la cual defraudó 390 millones de dólares a 186.000 personas entre los años 2007 y 2010[1]. En el supuesto objeto de pronunciamiento del Tribunal Supremo, varios acusados en compañía de otras personas decidieron crear una estructura con la que enriquecerse ilícitamente y ocultar las ganancias así obtenidas, mediante la puesta en funcionamiento de un sistema defraudatorio, a través de internet. Para este fin, se constituyó “Evolution Market Group, Inc”, sociedad constituida en la República de Panamá, aunque la marca comercial utilizada para operar en el mercado de divisas era “Finanzas Forex”. Hasta el mes de mayo de 2009, centró su actividad en el mercado de divisas “Forex”, captando a clientes e inversores bajo la promesa de altísimos réditos, a quienes se abonaban unos supuestos rendimientos con las aportaciones de los nuevos inversores, sin que en realidad existiera ninguna actividad comercial o financiera que produjera rentabilidad alguna, desviando, además, la inversión a otros mercados como el inmobiliario, el mercado del oro o los “commodities”, todo ello en contra lo dispuesto en las cláusulas contractuales que aquellos se veían obligados a firmar. Estas operaciones no devengaron ganancia alguna y nunca hubo ganancias elevadas.

La sentencia recurrida consideró acreditado que las supuestas ganancias de los inversores se sufragaban con las cantidades aportadas por los nuevos clientes, de forma que mientras la base de inversores de “Finanzas Forex” siguiera aumentando, los acusados disponían de fondos para mantener y acrecentar la ficción del negocio, y por ende la trama concebida. Además, recogió que la necesidad de ampliar permanentemente la base de los inversores, llevaba a los acusados a desarrollar una agresiva y engañosa publicidad, tanto a través de Internet, como en convenciones y reuniones presenciales, en los que ofrecían al público la posibilidad de obtener rendimientos de hasta el 20% mensual en el Plan de inversión más conservador, y que podrían llegar hasta el 40% en el llamado Plan Variable, todo ello en el mercado de divisas “Forex”.

Así las cosas, en relación con el delito de asociación ilícita, afirma la Sentencia que el condenado, junto a otros acusados contra los que no se sigue el juicio oral, actuaban de la siguiente manera: “formaban una estructura material permanente para llevar a cabo una serie de actividades ilícitas, como lo es el complejo entramado formado a través de numerosas personas jurídicas, muchas de ellas, en paraísos fiscales, destinadas a continuar la actividad delictiva y a ocultar, a través de diversas operaciones mercantiles que el dinero de los inversores había sido destinado al mercado de divisas. Desde el inicio de las operaciones, desde la propia creación de las empresas, se organiza una trama para captar un dinero que revierta en el beneficio particular de los acusados. La sentencia explica, y el recurrente no discute, la exigencia de la estructura organizativa, la finalidad delictiva de la pluralidad de personas que la permanencia de la asociación dentro de una organización jerarquizada”.

En relación con el delito de estafa, el tribunal no comparte el motivo relativo a que no estaban acreditados los elementos del tipo, especialmente el dolo por parte del autor, y, en cuanto al delito de falsedad, establece lo siguiente: “la documentación de operaciones de inversión en las que se captaban capitales ofreciendo una rentabilidad, reflejan operaciones mercantiles y por lo tanto cumple con las exigencias expuestas para su consideración de documento mercantil”. Por último, la Sala también rechaza los motivos por los que los recurrentes alegaron la vulneración de la presunción de inocencia por falta de pruebas que acreditasen su participación en los hechos y del derecho al secreto de las comunicaciones debido a que en el volcado de los ordenadores que se hizo en el juzgado no estuvo presente el acusado, que estaba preso. El Tribunal desestima las anteriores alegaciones, apuntando: “admiten la existencia de la actividad probatoria precisa cuando refieren que el núcleo esencial de la prueba de cargo que justifica la condena se deriva del registro policial de los correos electrónicos de los acusados”.

En relación con este último extremo, añade la Sala que: “si, como hemos dicho, la actividad probatoria de volcado de los ordenadores e intervención de los correos electrónicos es regular en su obtención, y lícita, el tribunal puede, como lo ha hecho, obtener su convicción a partir del contenido de esa actividad probatoria”. Del mismo modo, -afirma la Sala- “el análisis de los informes policiales confeccionados sobre la documentación intervenida permite la afirmación del relato fáctico con un análisis de los denominados contratos de inversión que cada uno de los perjudicados realizaba exponiendo las inversiones en distintos países con un entramado de empresas”.

Sacristán&Rivas Abogados recomienda que, todos aquellos que hayan invertido, a través de una plataforma online o redes sociales, o estén pensando en hacerlo, en productos tales como: operaciones con divisas, CFD´s, operaciones binarias y otros productos especulativos, acudan cuanto antes a expertos cualificados en la materia, teniendo en cuenta que, en este tipo de casos, actuar con rapidez es muy importante, con el objetivo de realizar un estudio previo sobre el caso concreto, y analizar las posibilidades y vías de defensa, si así interesa, estando este Despacho a su disposición a tales efectos.

Sacristán&Rivas Abogados

[1]http://www.poderjudicial.es/portal/site/cgpj/menuitem.65d2c4456b6ddb628e635fc1dc432ea0/?vgnextoid=fa28e574035b2610VgnVCM1000006f48ac0aRCRD&vgnextfmt=default&vgnextlocale=es_ES