Publicación del IOSCO de la perspectiva de riesgos en los mercados

Publicación del IOSCO de la perspectiva de riesgos en los mercados

El pasado 2 de marzo de 2016 la organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO, por sus siglas en inglés), publicó la Perspectiva de Riesgos en los Mercados de Valores para 2016[1]. En líneas generales, el documento centra sus preocupaciones en las siguientes cuestiones:

  • Las malas prácticas en la venta de productos y servicios financieros ofrecidos a minoristas.
  • Los bonos corporativos en el mercado secundario.
  • La cultura financiera y
  • la amenaza cibernética.

Por otra parte, el IOSCO ha establecido como prioritarios dos objetivos: la protección de los inversores y la eficiencia del mercado. Para lograr estos objetivos, la Institución ha considerado necesario realizar un trabajo preventivo para identificar los riesgos en los mercados de valores, considerando que éstos juegan un rol muy importante en la financiación de la economía global.

En relación con las malas prácticas en la venta de productos y servicios financieros ofrecidos a minoristas, IOSCO advierte de que éstas pueden aparecer en diversas formas, siendo la más popular la venta engañosa. Se comercializan productos con una estructura altamente compleja, y un alto perfil de riesgo, a inversores que no tienen la capacidad suficiente para entenderlos ni comprender sus verdaderos riesgos. Además, añade que las altas comisiones ocultas en estas ventas pueden provocar que estos productos sean priorizados, en perjuicio de otro tipo de productos más simples y de bajo perfil de riesgo.

La cultura financiera de las entidades es otra cuestión que preocupa a la Institución, que la ha considerado como problemática porque a pesar de que los reguladores identifican la mala conducta de las entidades, no está expresamente prohibida la comercialización de productos tóxicos a los clientes minoristas.

Por último, el IOSCO considera que los reguladores de los mercados deben centrarse en mitigar los riesgos cibernéticos reforzando la seguridad, ante la sofisticación y el aumento de la amenaza cibernética. Además, la Institución considera que los bonos corporativos suponen otra amenaza, existiendo la preocupación de que el mercado secundario no pueda asumir el incremento de la demanda de bonos en primario y pueda generar graves problemas de falta de liquidez e incorrecta formación de los precios de los activos.

En nuestra legislación, la Ley de Mercado de Valores impone, desde su entrada en vigor, estrictas obligaciones de información, lealtad y transparencia a las entidades financieras, muy reforzadas cuando nos encontramos ante clientes minoristas y no profesionales, que están protegidos, también, por la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios. Entendemos que no ha existido un problema de déficit de normas de tutela en nuestro ordenamiento, puesto que existen y están correctamente diseñadas, sino un problema de mala praxis, de materialización de conflictos de intereses, falta de control interno dentro de las entidades bancarias y de una laxa, cuando no inexistente, supervisión.

[1] https://www.iosco.org/news/pdf/IOSCONEWS421.pdf

Sacristán&Rivas Abogados

Sacristán&Rivas Abogados. Especialistas en Derecho Bancario y Productos Financieros