Preguntas y respuestas de la CNMV sobre la aplicación de la directiva MiFIDII

Preguntas y respuestas de la CNMV sobre la aplicación de la directiva MiFIDII

La CNMV ha publicado el documento preguntas y respuestas sobre la aplicación de la Directiva MiFID II

El pasado 13 de julio de 2018 la Comisión Nacional del Mercado de Valores publicó el documento actualizado de preguntas y respuestas sobre la aplicación de la Directiva MiFID II. La CNMV señala en el documento, de manera introductoria, lo siguiente: “La CNMV viene manteniendo contactos con las principales asociaciones del sector relacionadas con la prestación de servicios de inversión en los últimos años al objeto de identificar y recopilar las cuestiones de MiFID II que puedan plantear dudas o inquietudes sobre su interpretación con anterioridad a la entrada en vigor de esta Directiva. Dada la inminente entrada en vigor de MiFID II, la CNMV procede a publicar un grupo de preguntas y respuestas sobre diversas cuestiones que ha planteado el sector con la información disponible en la actualidad. El presente documento expone los criterios interpretativos que se consideran adecuados en relación con las cuestiones planteadas aunque los mismos podrían verse afectados en función del texto final de la transposición al ordenamiento jurídico nacional de la normativa MiFID II. Debe tenerse en cuenta, asimismo, que en el ámbito de ESMA se siguen debatiendo cuestiones relativas a la interpretación de la normativa MiFID II al objeto de conseguir una adecuada convergencia supervisora. Por todo ello, los criterios anticipados en este documento deberán ser objeto de revisión una vez se disponga de mayor información, tanto con respecto a la trasposición al ordenamiento jurídico nacional como en cuanto a la interpretación a nivel europeo de las cuestiones en discusión.”

Sobre la pregunta relativa a la prohibición de percepción de incentivos en la gestión discrecional de carteras a partir de la entrada en vigor de MiFID II en relación a los pagos de terceros procedentes de posiciones que provengan de operaciones realizadas con anterioridad al 3 de enero de 2018, responde el Supervisor: “ La CNMV considera que los gestores de cartera no podrán seguir recibiendo y reteniendo incentivos de terceros por posiciones que provengan de operaciones realizadas con anterioridad al 3 de enero de 2018. En relación con esta cuestión conviene señalar que no existe en MIFID II ninguna cláusula transitoria a este respecto.”

Por otra parte, se pregunta sobre si en el caso de que sea necesario modificar la información que se proporciona a los clientes en materia de conflictos de interés, debe informarse también a los clientes con los que se tenga una relación de carácter continuado, la CNMV responde: “Sí, en la medida en que la modificación suponga un cambio material en la información proporcionada al cliente con anterioridad.” Añadiendo sobre la remuneración variable de los empleados lo siguiente: “Sin perjuicio o como ilustración de los criterios expuestos, en ningún caso las siguientes prácticas de remuneración se considerarían aceptables: (i) políticas de remuneración basadas en porcentajes sobre el volumen de ventas diferentes por producto o tipo de producto, dado el alto riesgo de que las mismas propicien las ventas de los productos a los que se aplique una remuneración más elevada y no las de los que mejor respondan a los intereses de los clientes. (ii) sistemas de retribución basados en fijar un mismo porcentaje sobre los ingresos generados por cada producto o tipo de producto o sobre las comisiones de adquisición o venta de cada producto o tipo de producto, puesto que incentivan la venta de los productos con mayor margen para la entidad y no las de los que mejor respondan a los intereses de los clientes. (iii) sistemas de retribución basados en fijar un porcentaje sobre el total ingresado por el agente, o en función del perfil de inversor, puesto que incentivan la venta del producto o tipo de producto que genera al agente un mayor ingreso. Sí resulta aceptable como criterio cuantitativo, en cambio, establecer un porcentaje fijo sobre el volumen de ventas total en un periodo determinado puesto que elimina cualquier posible incentivo a favorecer las ventas de un determinado producto.”

Por otra parte, en relación con los requisitos generales de información el documento señala lo siguiente sobre la entrega de información precontractual “con suficiente antelación”: “Como se señala en el considerando 83 de MiFID II, la información debería ser entregada de forma que el cliente tenga tiempo suficiente para leerla y entenderla antes de adoptar una decisión de inversión. No se establece un periodo mínimo fijo de tiempo, por lo que las entidades podrán establecer los plazos de entrega que consideren adecuados en cada caso, teniendo en cuenta, como se indica en el mencionado considerando, si se trata de un producto complejo o no, o si el cliente está familiarizado con él o no tiene experiencia. Asimismo, debe señalarse que la posible urgencia en la contratación en el caso de mercados volátiles o instrumentos con un periodo de contratación próximo a su fin no debería impedir que el cliente disponga de un plazo suficiente para analizar la información, entender el producto y tomar una decisión de inversión fundada. (…) A partir del 3 de enero de 2018, las entidades que asesoren o comercialicen instrumentos financieros a clientes (minoristas, profesionales o contrapartes elegibles) deberán proporcionarles toda la información recogida en el art 48 del RD tanto en el caso de nuevos instrumentos financieros como en el caso de los instrumentos financieros que ya venía comercializando o recomendando.” En relación con las simulaciones de escenarios señala la CNMV: “La información exigida puede asimilarse a la elaboración de escenarios. Si bien no se especifica, puede entenderse que se deberían considerar al menos tres escenarios en situación de mercado favorable, moderado y desfavorable”

Resulta novedoso lo señalado por el Supervisor en relación a si debe informarse a los clientes sobre que las acciones pueden ser objeto de Bail-in y como debe informarse: “El artículo 48 del RD, que resulta de aplicación a las acciones, establece en su apartado 2. a) que debe informarse de “los riesgos conexos a ese tipo de instrumento financiero, incluida una explicación del apalancamiento y de sus efectos, el riesgo de pérdida total de la inversión, así como los riesgos asociados a la insolvencia del emisor o a eventos conexos, como la recapitalización interna. Por ello, con independencia de la información que deba difundirse y las advertencias que la CNMV exija incluir en el folleto informativo u otros documentos con ocasión de ofertas públicas de venta o suscripción de acciones, las entidades que prestan servicios de recepción y transmisión o ejecución de órdenes o de asesoramiento deben tener en cuenta esta obligación de información y, en consecuencia, establecer los procedimientos oportunos para estar en disposición de acreditar su adecuado cumplimiento.”

Y, por último, entre otras cuestiones, sobre la información a suministrar a los clientes sobre los gastos y costes de los productos financieros, se señala en el Documento: “El considerando 75 del RD establece lo siguiente: ”Teniendo en cuenta la obligación general de actuar en el mejor interés de los clientes y la importancia de informarles de antemano de todos los costes y gastos que vayan a soportar, la referencia a los instrumentos financieros recomendados o comercializados debe incluir, en concreto, las empresas de servicios de inversión que presten asesoramiento en materia de inversión o servicios de gestión de carteras, ….”. Una aplicación literal de este considerando se considera muy rigurosa en el marco del servicio de gestión discrecional de carteras pues supondría la obligación de informar al cliente de los costes del instrumento financiero de forma previa a su adquisición en nombre del cliente.

Consideramos que un planteamiento razonable es que se informe ex ante al cliente de los costes del servicio de gestión de carteras y del coste de los servicios asociados al de gestión de carteras que se repercutan al cliente. En la medida en que estos costes sufran modificaciones deberá informarse de las mismas al cliente. Para la información ex post, entendemos que sí es relevante que se proporcione al cliente la información sobre los costes del instrumento financiero contemplada en el art. 50.9 del RD. Les sería igualmente de aplicación el art. 60.2.d específico sobre obligaciones de información ex post en gestión de carteras.”

Sacristán&Rivas Abogados está especializado en el asesoramiento en Derecho bancario y Derecho de los mercados financieros, con gran experiencia en la defensa de los derechos de los inversores en los tribunales, pudiendo examinar la repercusión de la nueva normativa sobre la política inversora de cada cliente concreto.

Sacristán&Rivas Abogados