Hipoteca multidivisa Banco Popular

Hipoteca multidivisa Banco Popular

La Sección 28ª Refuerzo de la Audiencia Provincial de Madrid ha señalado que aunque el prestatario acudiera a su oficina para cambiar su hipoteca ordinaria en euros a multidivisa, creyendo que así abarataría su deuda, no se exime al banco de su obligación de informar pormenorizadamente de los riesgos de la hipoteca multidivisa previamente a su contratación.
La Sección 28ª Refuerzo de la Audiencia Provincial de Madrid en Sentencia nº 1337/2019 de 4 de noviembre, se ha pronunciado sobre la falta de transparencia del clausulado multidivisa de un préstamo hipotecario comercializado por Banco Popular, hoy Banco Santander.
En primer lugar, sobre el perfil de consumidor del cliente establece la Sentencia: “No se acredita que el demandante contase con formación y conocimientos financieros complejos en el momento de la contratación del préstamo hipotecario. Su actividad profesional no es la de inversión financiera o de mercado de divisas, porque es técnico de mantenimiento de carretillas elevadoras. Su perfil es el propio del consumidor medio que toma como referencia la jurisprudencia del Tribunal Supremo para definir su doctrina jurisprudencial. La carencia de estos conocimientos especializados es relevante, y por ello resulta erróneo considerar que de la mera lectura de las cláusulas del contrato el consumidor pueda llegar a entender cómo funciona la multidivisa y los riesgos que de la misma se derivan para el prestatario.” Añadiendo sobre la iniciativa en la contratación lo siguiente: “El prestatario acudió a su oficina bancaria a fin de cambiar su hipoteca ordinaria en euros a multidivisa creyendo que así abarataría su deuda. Y aun cuando la iniciativa partiese del cliente, ello no excusa al banco de informar pormenorizadamente de los riesgos de la hipoteca multidivisa previamente a su contratación.” Y, por último, sobre la naturaleza de esta modalidad de préstamo afirma la Audiencia: “El contrato de préstamo hipotecario en divisas no es fácilmente comprensible. Por el contrario, es un producto complejo que requiere de constante vigilancia por parte del prestatario a fin de evitar que la cuota mensual se incremente y obtener las ventajas de su contratación, mediante el oportuno cambio de divisa. Que una persona sepa que las monedas fluctúan no le confiere especiales conocimientos en el movimiento de la divisa, ni estar a día del mercado de divisas, imprescindible para minimizar los riesgos.”
Tras el análisis realizado por la sentencia del perfil del cliente, la iniciativa de la operación y su naturaleza, se pronuncia la Sala sobre la información suministrada al cliente, concluyendo lo siguiente: “La información precontractual se ciñe a las explicaciones verbales ofrecidas por un empleado de la entidad, cuya relevancia se ignora porque quien vino a declarar como testigo no fue quien comercializó esta hipoteca (…) El resultado probatorio ha sido que (…) desconocía cualquier aspecto concreto de esta comercialización, y que, en general, él no se dedicaba a comercializar este producto, así como tampoco informaba de nada al momento de la firma de la escritura. Por tanto, se otorga nulo valor probatorio a la testifical a los efectos de acreditar que el banco cumplió con su obligación de informar (…) No se les entregó folleto explicativo, ni oferta vinculante, ni documentación precontractual y tampoco consta que se efectuaran simulaciones por escrito sobre lo que implicaban los riesgos reales de la operación. (…) no consta acreditado que se explicase al demandante el riesgo de tipo de cambio y la posibilidad de sufrir una variación al alza del principal en caso de depreciación del Euro respecto a la divisa extranjera, o apreciación divisa extranjera/euro. De la lectura del clausulado de la escritura no es posible colegir que el cliente comprendiera el recálculo constante del capital prestado, lo que podría determinar, en algún caso, que el capital pendiente de amortizar llegara a ser incluso superior al capital prestado. No consta acreditado que se explicase a los demandantes el mecanismo y posibilidad del cambio de divisa, y que conforme al propio clausulado implicaba una carga difícil de asumir. No consta que se le ofreciese un seguro de cambio, a fin de neutralizar en lo posible las pérdidas cuantiosas que estaba sufriendo.”
Sacristán&Rivas Abogados a la vista de la jurisprudencia, recomienda a los afectados revisar los préstamos contratados y, acudir, cuanto antes, a expertos cualificados en la materia, para solicitar la realización de un análisis individualizado y exhaustivo del caso concreto, estando este Despacho especializado en la materia y a su disposición a tales efectos.


Sacristán&Rivas Abogados