Swap comercializado a empresa dedicada a la explotación de un parque eólico

Swap comercializado a empresa dedicada a la explotación de un parque eólico
La Audiencia Provincial de Madrid declara la nulidad de un swap comercializado por Bankia a una empresa dedicada a la explotación de un parque eólico, por ausencia de información sobre el valor inicial del producto, el coste de cancelación anticipada y las previsiones sobre la evolución de los tipos de interés.
La Sección 14ª de la Audiencia Provincial de Madrid en el recurso de apelación nº797/2018 de 25 de junio de 2019 se ha pronunciado sobre la nulidad por error vicio en el consentimiento de la comercialización de un Swap como instrumento de cobertura a la concesión de una financiación para desarrollar un proyecto de energía eólica. El producto fue contratado en diciembre de 2011 por iniciativa de la entidad y como condición sine qua non para la concesión de la financiación necesaria para el desarrollo del producto. El recurso interpuesto por Sacristán&Rivas Abogados ha sido estimado por la Audiencia que ha declarado la nulidad por error vicio en el consentimiento del contrato de swap vinculado a la financiación, entendiendo que Bankia no suministró la información que era preceptiva en relación con el valor inicial del Swap, el coste de cancelación anticipada y su método de cálculo, así como las previsiones que manejaba el mercado y como afectarían a la evolución del producto.
En primer lugar, sobre la información suministrada por Bankia al cliente en relación con el valor inicial del producto, establece la Sentencia: “ (…) Bankia no informó en modo alguno a la actora sobre cuál era el valor inicial del Swap litigioso (…) sin que pueda servir a tales efectos la grabación de la contratación, en cuanto ceñida a una breve información sobre el mecanismo básico del producto y fijación del tipo exacto que el empleado de la entidad bancaria dice extraer en ese momento de mercado, dada la ausencia de cualquier mención al respecto en el documento concreto de contratación en el Contrato Marco. (…) Si el valor inicial es negativo, la aleatoriedad está claramente distorsionada, a favor de la entidad, por los sobreprecios aplicados (…) se parte de una situación de desequilibrio en la que no existe la misma posibilidad de ganar o perder para cada una de las partes, resultando como en el presente caso que la entidad habría percibido o se habría beneficiado de una comisión implícita o prima sin haberse pactado expresamente y sin informar al cliente a la hora de la contratación del swap.”
En orden a la ausencia de información sobre las previsiones de la evolución de los tipos de interés y su incidencia en la contratación, la Audiencia declara: “Otro tanto cabe considerar sobre la ausencia de información sobre las previsiones de la evolución de los tipos de interés, en lo que asiste razón a la recurrente en que ni siquiera se combate por la entidad demandada lo dictaminado en el informe pericial aportado con la demanda, en la que se concluía que Bankia ocultó a la actora que atendiendo a los tipos implícitos que manejaba y conocía en la fecha en la que le impuso la contratación del Swap litigiosos, las liquidaciones previstas del Swap serían negativas (…) por lo que carecía de sentido económico para el cliente el producto litigioso, concluyendo que la cobertura no era adecuada y Bankia debería haber recomendado al cliente otro instrumento de cobertura más apropiado para el entorno financiero vigente en la fecha de contratación, como la oferta de un CAP (…)”
Por último, sobre la necesidad de suministrar información relativa al coste de cancelación anticipada, la Sala afirma: “(…) ni se deduce ni se acredita mediante la documentación aportada un correcto cumplimiento del deber de información por parte de la entidad demandada sobre el coste de cancelación anticipada del contrato, y dicha ausencia de información incide directamente en el error sufrido por quien firmó el swap en nombre de la actora. El cliente debe conocer y manejar el riesgo de cancelación anticipada y su impacto económico y Bankia tenía la obligación de suministrar al cliente información clara y correcta sobre los posibles costes de cancelación y la forma de calcular el coste de cancelación anticipada del producto litigioso, teniendo tal información carácter de esencial por cuanto la cancelación anticipada no es una eventualidad anormal en el contrato de swap. (…) el coste de cancelación constituye un riesgo en sí mismo en este tipo de contratos, dado que debido a la estructura que incorpora, este coste puede ser muy elevado. Si no se especifica de forma clara la fórmula de cálculo del coste de cancelación, ni los parámetros que se utilizan, ni se adjunta ejemplos del importe que podría alcanzar dicho coste, el cliente contrata sin conocer uno de los riesgos más importantes del producto. Obviamente, conocer esta información puede afectar y condicionar la decisión de inversión. Ante un coste de cancelación muy elevado es posible que un inversor al que imponen un producto de cobertura desestime un instrumento que incorpora un riesgo de cancelación demasiado gravoso y especulativo.”
Sacristán&Rivas Abogados recomienda que, tanto las empresas dedicadas a las energías renovables como a cualquier otra, que resulten perjudicadas por swaps, revisen las contrataciones efectuadas y acudan, tan pronto sea posible, a expertos cualificados en la materia, para poder realizar un estudio del caso concreto, y si resulta viable, pueda plantearse la reclamación correspondiente, exigiendo los daños que eventualmente les hubiera podido causar la ausencia de información y el sobreprecio cobrado en esos derivados, estando este Despacho a su disposición a tales efectos.


Sacristán&Rivas Abogados