¿Por qué es recomendable tener cuentas separadas en las parejas?

¿Por qué es recomendable tener cuentas separadas en las parejas?

“El dinero es una de las razones principales de divorcio”

Esta semana, Pilar Sacristán Bergia, abogada especializada en Derecho de Familia, ha sido entrevistada por el Diario El País, en su sección Buena Vida, para dar su opinión sobre la conveniencia de tener cuentas separadas dentro de la pareja. Entrevista completa

Aunque se haya optado por compartir la vida con otra persona, tener cuentas separadas, es lo recomendable para preservar la independencia que tiene cada uno para gestionar sus finanzas personales y lo más seguro para proteger el patrimonio familiar.

Por muy bien compenetrada que esté la pareja, no siempre va a coincidir el mismo criterio de gasto, por lo que es más que recomendable que cada uno disponga de su propia cuenta con dinero para sus gastos personales, tal y como recomienda el Banco de España. No debe confundirse esta cuestión con una falta de confianza en la pareja, más bien, todo lo contrario, porque tener cierta libertad para ahorrar/gastar el propio patrimonio puede evitar muchas discusiones.

Por otra parte, consideramos conveniente, casi imprescindible, que exista una cuenta conjunta para cumplir con las contribuciones mensuales pertinentes, destinando el sobrante a las cuentas individuales o bien a una cuenta de ahorro común.

En la actualidad en España, existen dos posibilidades a la hora de decidir cómo gestionar el dinero dentro del matrimonio: sociedad de gananciales o separación de bienes.

En la mayoría de las CC.AA. se aplica por defecto la sociedad de gananciales, mientras que, en otras, como en Cataluña, se aplica la separación de bienes. En el caso de esta última, el dinero de los contrayentes es independiente, al igual que lo son sus bienes patrimoniales. En el caso de la sociedad de gananciales, tanto el dinero como las deudas se ponen en común desde el momento en que contraen matrimonio, por lo que, en caso de separación o divorcio, deberá disolverse la sociedad gananciales, realizando un inventario/avaluó de los bienes para realizar un reparto de los mismos equitativos. Hay que prestar especial atención a las deudas, puesto que, si tu pareja las contrae, tú serás igual de responsable que ella para liquidarlas. En ocasiones, las consecuencias de esto pueden llegar incluso cuando el matrimonio se haya separado o divorciado.

La liquidación de la sociedad de gananciales, complica en demasía el propio procedimiento, ya sea contencioso o de mutuo acuerdo, pues la mayoría de las controversias surgen precisamente por temas económicos a la hora de liquidar la sociedad de gananciales.

Así, la separación de bienes, es sobre todo, más práctica en caso de divorcio y cada uno será responsable de su parte, sin poder reclamarle al otro y no habrá que proceder a la disolución de gananciales con los problemas que, en la mayoría de los procedimientos, conlleva.

En definitiva, la ventaja principal de la separación de bienes es la salvaguarda del patrimonio personal de los contrayentes. Además, en el caso de que existan deudas, no afectan al otro miembro de la pareja, pues sólo será responsable el que las haya contraído. Por esta razón este régimen, es muy común y muy recomendable en autónomos, emprendedores, sociedades profesionales, etc., con el objetivo de proteger el patrimonio del otro miembro de la pareja. También, se elige este régimen cuando la pareja tiene hijos, puesto que, si queda liberado uno de los padres de la deuda, el otro puede hacer frente a su manutención y crianza.

Sacristán&Rivas Abogados recomienda que, antes de tomar una decisión sobre el régimen económico matrimonial o de pareja, acudan a expertos cualificados en la materia, estando este Despacho a su disposición a tales efectos.

 

Sacristán&Rivas Abogados

http://www.sacristan-rivas.es/actualidad-legal/

Derecho de Familia