El T.S. condena a BBVA a devolver lo invertido en un swap stockpyme a cinco pymes

El T.S. condena a BBVA a devolver lo invertido en un swap stockpyme a cinco pymes

El Tribunal Supremo en Sentencia nº 195/2016 de 29 de marzo, estimó la demanda interpuesta por la representación procesal de cinco pymes y un autónomo que contrataron una serie de swaps con la entidad BBVA. El Alto Tribunal acepta la acumulación objetiva de acciones por razón del objeto. En este caso, las pymes y el autónomo suscribieron el mismo tipo de swap, denominado STOCKPYME BONIFICADO. Debemos recordar, que este producto es un producto financiero complejo, que consiste en una especie de apuesta entre el cliente y la entidad sobre la evolución de los tipos de interés, esto es, si los tipos suben el banco compensa al cliente con una cantidad, pero si los tipos bajan, es el cliente el que tiene que pagar al banco. Las entidades manejan previsiones de tipos de interés a largo plazo, por lo que en el momento de la contratación de este tipo de productos se encuentran en una posición de ventaja con respecto al cliente.

La Sala anula los contratos de swaps por incumplimiento de los deberes de información de la entidad demandada. Entiende que BBVA no ha cumplido con la obligación de informar adecuadamente a los clientes acerca de los riesgos asociados al producto, señalando que en el folleto no aparecía información relativa a los mismos, estableciendo en este sentido: ” En todo caso, como venimos afirmando en las múltiples resoluciones ya citadas, tanto antes como después de la incorporación a nuestro Derecho interno de la normativa MiFID la legislación recogía la obligación de la entidad financiera de informar debidamente al cliente de los riesgos asociados a este tipo de productos, puesto que siendo el servicio prestado de asesoramiento financiero el deber que pesaba sobre la entidad comprendía tanto cerciorarse de que el cliente minorista conocía bien en qué consistía el swap que contrataba y los concretos riesgos asociados a este producto, como asimismo haber evaluado que en atención a su situación financiera y al objetivo de inversión perseguido, era lo que más le convenía.”. Tampoco se evaluó el perfil del cliente, teniendo el banco la obligación de cerciorarse que su cliente conocía y comprendía los riesgos del producto, estableciendo: “Además, las entidades financieras deben valorar los conocimientos y la experiencia en materia financiera del cliente, para precisar qué tipo de información ha de proporcionársele en relación con el producto de que se trata, y en su caso emitir un juicio de conveniencia o de idoneidad. (…) Es obligación del banco asegurarse de que el cliente ha comprendido la naturaleza y riesgos del producto o servicio mediante una explicación clara, imparcial y no engañosa de su funcionamiento, con exposición de los posibles escenarios, no bastando con la firma del contrato.”

En relación con el perfil de los demandantes, la Sentencia añade: ” El hecho de que los clientes sean sociedades mercantiles no supone que deban descuidarse los deberes de información de las entidades financieras, puesto que la formación necesaria para conocer la naturaleza, características y riesgos de un producto complejo y de riesgo como es el swap no es la del simple empresario sino la del profesional del mercado de valores o, al menos, la del cliente experimentado en este tipo de productos.”

Sobre la comercialización de este producto como un seguro, el Alto Tribunal concluye que “lo importante no es la forma en que se ofertasen dichos productos, sino la información proporcionada (o la falta de ella) sobre los mismos“. Añade que “poco importa si los clientes creyeron concertar un seguro o no pues lo relevante es que no fueron conscientes del riesgo“.

Sacristán&Rivas Abogados recomienda a las sociedades mercantiles, en virtud de este pronunciamiento del Tribunal Supremo, que revisen las posiciones tomadas con especial atención a los swaps, siendo conveniente que acudan cuanto antes a expertos cualificados para valorar las probabilidades de reclamar sus derechos, estando este Despacho a su disposición a tales efectos.

Sacristán&Rivas Abogados

Sacristán&Rivas Abogados. Especialistas en Derecho Bancario y Productos Financieros